valla/*PLUGIN youtube*/ /*.ytcplayer-wrapper { display: none; }*/ /*error first large video anteprima*/ .ytctitle{ color: #6D6C6C; text-align: center; font-size: 16px; margin: 5px 0 0 0; word-wrap: break-word; } .ytclink{ color: #6D6C6C; text-decoration: none;} .ytclink:visited{ color: #6D6C6C; text-decoration: none;} .ytc-youtubelink a { color: #6D6C6C; font-size: 19px; text-decoration: none; } .ytc-paginationlink{ color: #6D6C6C; font-size: 20px; }
norm:155
menu:93
ani:55
widght:80%
width ani:
style page:page-style5
elem page:0

PLATOS DECORADOS

La primera función de los platos es la de contenir comidas, pero es también común su uso como elementos decorativos, a menudo que colgar en las paredes: pensamos a las colleciones danesas, o a los platos orientales, de cerámica trabajada en relieve o de cobre decorado, pensamos a los platos de vidrio de Venini; pues, es un objeto que se presta muy bien al adorno. ¿Y entonces por qué no disfrutarlos para aplicar también sobre ellos las barnices especiales Fantachrome®?

Aplicación sobre los platos

Efectivamente estas se pueden usar sin problemas sobre cerámica, yeso, terracota, madera, metal y vidrio. Más bien, sobre este último material la aplicación puede ser hecha del reverso, alcanzando un efecto espejo. Se pueden seguir los perfiles de los relieves, subrayar las figuras, o trazar dibujos con el gel…

Depende sólo de la fantasía y de la creatividad y objetos como los platos pueden volverse joyas ornamentales para enriquecer, renovar y avivar un entorno.